Radiadores eléctricos II

, , Deja tu comentario

En el anterior post empezamos hablar sobre algunas características de algunos de los radiadores eléctricos que hay en el mercado, en este artículo continuaremos hablando sobre ellos para que al final si están pensando en comprar alguno puedan decidirse teniendo todos los datos.

Radiador eléctrico por acumulador: Estos radiadores consisten en que acumulan el calor por la noche y lo desprenden durante el día. Estos tienen como característica principal el ahorro que supone la acumulación nocturna, debido a que la tarifa es inferior por la noche. Este tipo de radiadores se pueden regular, se puede establecer en cada momento la temperatura del radiador para no tener calor excesivo en casa. La ventaja de este radiador es su instalación y uso que es sencilla, sus inconvenientes  son el precio excesivo que tiene este tipo de radiador y que no se puede controlar la acumulación nocturna en función de las necesidades que se vayan a tener al día siguiente.

Placas radiantes: Son envolturas radiantes lisas que emiten calor de forma instantánea. La principal ventaja que tienen estos radiadores es que emiten el calor de forma homogénea por la habitación donde se encuentran y que esta sea constante. Una vez encendidas las placas el calor es instantáneo no es necesario esperar para sentir calor. Como principal inconveniente es el coste económico.

Estufas de infrarrojos o radiadores de cuarzo: Estos tienen como principal característica que sus tubos son del mineral del cuarzo. La ventaja de este tipo de radiador es el calor que desprenden. El inconveniente principal es el consumo eléctrico, es muy elevado lo que hace que se eleve bastante la factura de luz y por otro lado hay que tener cuidado si se tienen niños en casa porque si tocan este tipo de estufa puede provocarles una quemadura.

placa radiante

Radiadores eléctricos I

, , Deja tu comentario

radiador_electrico

Hoy en día todavía existen viviendas que no tienen calefacción ni de gas ni eléctrica y necesitan utilizar otros mecanismos para calentar la casa, para ello se puede optar por la utilización de radiadores eléctricos que pueden ser fijos o móviles para llevarlos de una estancia a otra de la casa.

Los radiadores eléctricos han sido mejorados en los últimos 20 años no solo en su estética sino también en su consumo, aunque todavía hoy el consumo de estos aparatos es muy elevado. Para una habitación cuya dimensión sea de 20 metros será necesario tener un radiador cuya potencia sea de 1000 w.

Los diferentes tipos de radiadores eléctricos que existen en el mercado son los siguientes:

  • Radiadores convectores: Se llaman convectores porque cumplen un ciclo que es coger el aire por la parte inferior del radiador, se calienta en las aletas del aparato y lo suelta para que este suba hacia arriba, así de forma constante. Estos aparatos son cómodos porque no hacen ruido, son lo más adquiridos en el mercado principalmente porque son los que conoce la gente, pero tienen como defecto el gran consumo de energía que tienen.
  • Radiador convector termoventilador: Estos radiadores tienen como principal cualidad, que en su interior tienen un ventilador que hace que el aire se caliente y lo suelte de forma homogénea  Estos aparatos suelen ser pequeños, pero a pesar de sus pequeñas dimensiones pueden calentar una habitación muy rápidamente. El gran defecto de estos aparatos es el ruido que genera el ventilador a la hora de calentar el aire.