Consejos para pintar una casa V

, , Leave a comment

¡Compártelo!

Antes de comenzar a pintar una habitación es necesario prepararlo todo bien. De este modo conseguiremos hacer más llevadero el trabajo de limpieza posterior a la pintura y evitaremos que los muebles y demás objetos se estropeen, obteniendo los mejores resultados posibles en nuestro trabajo final.

En primer lugar es recomendable dejar la habitación que se vaya a pintar completamente vacía si fuera posible. Los muebles se podrían trasladar a otra habitación y los objetos pequeños se podrían guardar en cajas. Si nos resulta imposible sacar los muebles, los colocaremos en el centro de la habitación y nos encargaremos de que queden bien cubiertos con un plástico protector impidiendo que el polvillo y las salpicaduras de pintura puedan acceder a él.

Del mismo modo cubriremos bien el suelo con un plástico protector y emplearemos cinta de carrocero para proteger los apliques adheridos a la pared como los enchufes o los interruptores, los marcos de puertas y ventanas y todo aquello que no podamos quitar de la pared.

La pintura también ha de ser preparada antes de comenzar a pintar. Para ello prestaremos especial atención si vamos a trabajar con una pintura que ha sido abierta previamente eliminando cualquier capa endurecida y cualquier coágulo. También nos preocuparemos de que el borde esté bien limpio para que no caigan impurezas. Algunas pinturas requerirán añadir algo de agua o disolvente y siempre será necesario removerla con un palo de madera.

Del mismo modo hay que observar y preparar bien las brochas. Se pasará la mano con firmeza por las celdas y estirando para que se suelten las sobrantes. Después se sumergirá la brocha en agua durante doce horas y se secará bien antes de comenzar a trabajar con ella.

¡Compártelo!

 

Deja un comentario

(*) Requerida, su dirección de correo electrónico no será publicada